Translate, traduce...

jueves, 21 de agosto de 2008

Y tu, como disfrutas de la vida…?

Ayer después de salir del trabajo me encontré con dos amigos de colegio; Alejandro y Juan Carlos, después de platicar un rato en la calle decidimos tomarnos unas cervezas, escogimos un sitio y nos pusimos a platicar de varias cosas, a recordar viejos momentos, entonces uno de ellos, Alejandro dijo, “saben creo que necesito disfrutar mas de las cosas, de la vida”, a mi me pareció muy bien, pero entonces empezó a decir, voy a ir al gimnasio, a hacer yoga, tomare clases de parapente, haré algo de Rafting (descenso de ríos en lanchas)…así empezó a hacer una lista larga de todas las cosas que quería hacer, y yo seguí viéndolo muy bien, en eso Juan Carlos nos miro y se puso a sonreír, a lo que le preguntamos “¿Por qué te ríes?”, y la verdad no esperábamos su respuesta, -Saben, a mi también me parece bien que quieras disfrutar mas de las cosas, pero con tu lista tan larga, tendrías que, primero, tener una agenda extra para todas esas actividades, segundo, estarías al pendiente de cada una de ellas, y al final estarías igual o mas estresado que ahora.-, tenia mucha razón.
Voy a tomar una frase de una amiga (Steph), la verdad no se si es suya o la atribuye a alguien más, pero me pareció adecuada e interesante para ésta entrada:
“La gente mas feliz simplemente disfruta al máximo de todo lo que Dios pone en su camino”
Me doy cuenta que disfrutar de los momentos y hasta de la vida, no es disfrutar de la mayor cantidad de cosas y/o actividades que uno pueda hacer, es mas bien, elegir una o unas pocas y que realmente las DISFRUTE.
Creo que lo mío seria: Hacer solo un deporte (La natación, mientras lo pueda hacer), levantarme temprano y caminar un poco por el barrio, jugar con mis perros, tener una que otra “tarde Valluna” (Disfrutar de la excelente culinaria, en las afueras de la ciudad, acompañada de su cerveza, su garapiña, guarapo ó su chicha) con amigos o familiares, pasar mas tiempo con las personas que mas quiero, seguir posteando que me relaja bastante, tal vez se presente alguna que otra cosa, pero una cosa a la vez, y…sin llegar a ser exageradamente romántico… ¡VOLAR UN COMETA!