Translate, traduce...

lunes, 6 de octubre de 2008

Reunión Familiar.

Cuando uno es niño aún, su entorno social y familiar es pequeño, ya con el tiempo mientras uno crece, también lo hace su entorno social y familiar, familiar…?, sí, la familia, déjenme platicarles por que.
Hasta hace algunos años atrás, solo creía que tenia uno o dos tíos aquí, dos o tres primos allá, unos cuantos más por el otro lado, los abuelos, etc.
Este año es la segunda oportunidad que tengo de asistir a “La reunión familiar” y aunque ésta tenga connotaciones pagano/religiosas (la celebración de una misa y una recepción social por la Virgen del Rosario), es el gran encuentro de toda mi familia, una a la que recién empiezo a conocer. Anecdóticamente, al saludar a los familiares y/o parientes uno debe de tener algo de cuidado, no todas la personas que empiezo a conocer son tíos o primos, me explico, conocí a tíos mucho menores que yo (12, 15 años), uno sencillamente se acerca a saludarlos…”Hola Primo…”, pero resulta que no es mi primo sino mi tío!, y lo propio ocurre que al saludar a alguien que puede ser un tío (por la edad), resulta ser tu primo; debo agradecer a las personas de mayor edad las cuales me explicaron el asunto…Algo complicado verdad…?, mientras vas conociéndolos uno a uno, se llega a decirse uno mismo “Que complicado seria el armar el Árbol Genealógico de la familia”, y por lo que me entere muchos lo intentaron y muy pocos la tienen bien conocida, tal vez con el tiempo arme uno propio.
Es una reunión en la que no falta la comida, la música, el baile, y claro las risas (por comentarios, chistes, cuentos de salón, y hasta chismes), estos pero entre pequeños grupos formados por afinidad o por algún tema de interés entre las personas, claro esto por que “La reunión familiar” llega a estar formada por alrededor de 200 a 250 personas (me habian dicho que faltaban muchas otras más), se imaginan platicarles a todos en uno…?.
No es una fiesta a la que vas con algunos ciertos intereses personales, no falto un Primo que te dice –Primo, aquí estamos entre Primos, así que no se te ocurra levantarte a una Prima, ¡cuidadito!, no estés “ojo al Charque”-…JAJA! Vaya que eso fue motivo de risas, pero, bueno, tenia razón, a lo mejor podría resultar ser una Tía…JAJA!
Al día siguiente “La reunión familiar” continua, pero esta vez ya por alguna invitación, esto como resultado de las platicas entre los grupos formados por afinidad, generalmente son almuerzos, parrilladas.
“La reunión familiar”, uno ya se siente comprometido a preservar ésta tradición familiar desde la primera vez que se asiste a ella, el tiempo dirá si éste compromiso se afirma como para poder organizarla algún año.