Translate, traduce...

lunes, 28 de septiembre de 2009

Cumpleaños...diferente

¡Vaya! un año más de mi vida, me levante con muchos ánimos de tener un gran día, lo cual se torno bastante bueno, cumplí con varias cosas que tenía que hacer, se tornaba un día normal, pero llego la hora de los abrazos y felicitaciones, digo…porque fueron de sorpresa, cosa que la verdad no esperaba , la familia, que me “consentía “, las llamadas de los amigos, los planes para el final del día … bueno, me gusto mucho, cosa que debo agradecer a todos por los buenos deseos, las felicitaciones, las llamadas telefónicas, los mensajes en el muro del Facebook, etc.

Hay algo que no espere y que la verdad….aparte de llamarme la atención y dejarme desconcertado fue la reunión con mis mejores amigos, algunos de ellos ya casados con… por lo menos un hijo, algunos de novios, algunos todavía también aún solteros. Nos reunimos para cenar (le echamos una de las mejores Pizzas de Cochabamba en “DON CORLEONE”), pero…¿qué paso con la plática que teníamos en años anteriores?, ésta me pareció muy vaga, ya no reímos como antes, momentos de silencio, aspiraciones lejanas (como si no quisiéramos concretarlas), llegue a preguntarme, ¿es esto a lo que nos lleva la madurez?, al final acordamos en reunirnos pronto y hacer las reuniones más seguidas, sinceramente espero que pueda realizarse. Después de esa reunión tenía otra a la que asistí, una con “amigos”, aquellos que de alguna forma llegas a conocer recientemente y que tienen cierta afinidad, aquellos que generalmente son afines con algunos tragos, jugar al “cacho” (Juego de dados para no hacer aburrida la noche), o “chelas” para compartir, pase un tiempo compartiendo con ellos, pero luego me excuse con ellos y me retire, y nuevamente me pregunte ¿es esto a lo que nos lleva la madurez?, o a lo mejor soy yo que me pongo como viejo amargado…?, ya para el Domingo que llego un amigo mío, su esposa y su pequeño hijito, nos fuimos a comer unos chicharrones y unas Humintas (Tamales de maíz con mucho queso), junto con los amigos de la noche de mi “Birthday”, pero creo que elegimos mal el lugar (no por la comida, Claro!), la verdad es que la amplificación del mariachi era muy fuerte, aparte que el “Gallo cantor”…como que desafinaba y salían los gallos a pasear, con todo eso pues ¿quién podía tener una plática, como aquellas de años pasados?. Ahora solo queda esperar la próxima reunión, ¿habrá una? me pregunto, creo que me estoy poniendo como viejo “agua fiesta” y amargado que ya no cree en sus amigos.

Creo que realmente es el precio de madurar, ves las cosas diferentes, estás más ensimismado, queriendo solamente preocuparte de ti mismo y olvidas las cosas de años anteriores, las promesas que a veces entre trago y trago uno se promete con los amigos, los compromisos que se hacen , que al final se convierten en escusas, los conflictos internos de uno mismo que te llevan a no dedicarles tiempo a los que quieres o al menos quisiste, las cosas cambian, para bien o para mal es algo inevitable, solo queda los recuerdos, los buenos recuerdos, que la esperanza que aún tenemos inspira a recuperar momentos perdidos sin dejar de pensar en los planes y metas que sé que aún podemos hacerlos realidad. Cambiemos, pero no para ser los que somos, lo que nos hace encajar en un pequeño mundo al que llamamos amistad.



Acceptance - Different