Translate, traduce...

jueves, 14 de enero de 2010

Prosperidad vs. Riqueza…


Quise hacer éste post antes de que el ambiente navideño, de las fiestas de año nuevo desaparezca hasta el próximo año, donde nuevamente nos conmueven las tarjetas Navideñas y los buenos deseos de PROSPERIDAD.

Hace algunos días atrás me encontré con un buen amigo de la universidad, después de un abrazo efusivo decidimos caminar un poco y para luego entrar a una conocida salteñeria de la ciudad para poder platicar de varias cosas de las que somos “victimas” diarios de la vida –Antes de proseguir con mi relato debo aclarar que mi amigo es CRISTIANO recientemente convertido-, muchos de los temas que tocamos (algunos angustiosos) fueron con un pequeño “toque” de apaciguamiento espiritual basado en la Biblia. Rato después y obvio al terminar de servirnos unas deliciosas salteñas era momento de despedirnos, intercambiamos números de celulares para seguir en contacto, ya luego al llegar a mi departamento recibí un mensaje al celular el cual decía “hermano tengo sta palabra pa ti X favor léela s importante, 1 Reyes 17, 10:16 y Mateo 11, 28:30 no t aflijas X nada solo busca d Dios”; bueno , al principio pensé –esto se trata de algún tipo de reclutamiento de su iglesia…?, pues gracias pero soy Católico y me siento bien serlo -; rato después y de mucha curiosidad busque la biblia y los libros en ella 1 de Reyes y la de Mateo busque los capítulos y versículos que me sugirió aquel amigo y me llamo mucho la atención aparte que también me intrigo bastante, el libro de 1 Reyes y el versículo que me pedía leerlo (a continuación paso a copiárselos):

Lectura del primer libro de los Reyes 17,10-16

En aquellos días, el profeta Elías se puso en camino hacia Sarepta, y, al llegar a la puerta de la ciudad, encontró allí una viuda, que recogía leña. La llamo y le dijo: «Por favor, tráeme un poco de agua en un Jarro para que beba.» Mientras iba a buscarla, le grito: «Por favor, tráeme también en la mano un trozo de pan.» Respondió ella: «Te juro por el Señor, tu Dios, que no tengo ni pan; me queda solo un puñado de harina en el cántaro y un poco de aceite en la alcuza. Ya ves que estaba recogiendo un poco de leña. Voy a hacer un pan para mí y para mi hijo; nos lo comeremos y luego moriremos.»

Respondió Elías: «No temas. Anda, prepáralo como has dicho, pero primero hazme a mi un panecillo y tráemelo; para ti y para tu hijo lo harás después. Porque así dice el Señor, Dios de Israel: "La orza de harina no se vaciara, la alcuza de aceite no se agotara, hasta el día en que el Señor envíe la lluvia sobre la tierra. Ella se fue, hizo lo que le había dicho Elías, y comieron el, ella y su hijo. Ni la orza de harina se vació, ni la alcuza de aceite se agoto, como lo había dicho el Señor por medio de Elías.

No entendí bien el mensaje y estaba confundido con mi interpretación de éste pasaje bíblico, días después volvimos a vernos con éste mi amigo quien me dio pautas para que pudiera sacar mi propia interpretación de dicho pasaje, la gran diferencia que existe entre ser Próspero y ser Rico, como él me explicaba, la prosperidad no es la de llenarte de dinero, autos, casas en abundancia, es más bien la forma de que nada te pueda faltar al pasar el tiempo, que puedas tener todo y lo suficiente, ese es la clase de deseo que deberíamos de repartir en las fiestas de fin de año, ese es del deseo que deberíamos de tener en la cabeza, ser prósperos y no tato así ricos y además insatisfechos y claro de ser agradecidos con DIOS y todos lo que hicieron posible esa “prosperidad” durante el año.

No importando a que iglesia pertenezcamos la idea es que creemos en un solo DIOS, y aquellos que no…solo puedo desearles mucha suerte. Un tema que éste mi amigo me recomendó escucharlo, también quiero compartirlo con ustedes, aclarando una vez más –no importa a que iglesia pertenezcamos-.

Salu2

Hillsong - With Everything