Translate, traduce...

lunes, 28 de julio de 2008

"Sin Reservación"


Antes de escribir ésta entrada no sabia que o sobre que escribir -no es cierto-, estaba por escribir sobre el síndrome del escritor bloqueado (del Bloger Bloqueado)…JAJAJA, que irónico verdad..?, no llevo mas de tres entradas en mi Blog y ya me sentía con ese síndrome, bueno, entonces resulta que me senté cómodamente en el sillón y empecé a buscar alguna buena película en cable, después de apretar una y otra vez el botón para cambiar canales llegue a uno, que para mi suerte recién comenzaba (la película claro), “Sin Reservación” o en inglés “No Reservation” con Catherine Zeta-Jones, Aaron Eckhart, Abigail Breslin. No voy a platicarles en ésta entrada sobre la película precisamente, me saldría completamente de los temas que propuse platicar en éste Blog, pero entonces me dije –Quiero escribir sobre éste tema, necesito hacerlo, si propuse platicar sobre hechos del día a día, en el trabajo, en la sociedad y/o sobre la PROFESIÓN, que hasta cierto punto, para muchos ésta es una PASIÓN, entonces por que no escribir sobre una de mis pasiones, de mis hobbies, o uno de mis intereses personales…?-. Sobre qué tema se preguntaran…? Bueno, para aquellas personas que vieron la película, ésta se trata básicamente sobre un restaurante donde tienes muchas veces hacer alguna reservación, dos Chefs, la comida y los vinos (la película trata de mucho mas se los aseguro) pero es ese precisamente el tema del que quiero platicarles un poco.

La cocina, buena cocina, saben, mi madre es una excelente cocinera y desde muy niña ella ha estado en el “negocio”; tal vez de ella es que me viene ese interés por la buena comida y la cocina, en varias oportunidades experimente con varias cosas, desde que hacer con una piña y un pollo, salió pollo a la piña..jajaja, y aunque les confieso que muchas veces hice un desastre con muchos ingredientes en la cocina, me llama mucho la atención el de probar sabor tras sabor, mezcla tras mezcla, aroma tras aroma en las comidas, que no alguna vez se metieron a la cocina mientras alguien preparaba la cena y empezaron a "picar" con los dedos alguna salsa o trozar un pedacito de... solo imaginenselo... una delicia, verdad? . No hace mucho decidí tomar un pequeño curso de cocina, cocina mexicana por cierto, ya que extrañaba los TACOS que preparaba una amiga, Griselda a quien admiro y le mando un saludo a la distancia, (aunque no dejo de preferir la cocina criolla nacional, boliviana por supuesto!), y esa vez para finalizar el curso, el “Pollo Chipotle” (Pollo en salsa de chiles jalapeños deshidratados) me salió recontra picantes!, solo puedo decirles que termine el curso y termine con el plato, obvio con la ayuda de unas cervezas frías que compartí con la profesora, señora quien tuvo un incendio dentro la boca…jajaja. El curso, que me sirve como base para poder cocinar muchos otros platos, que solo las hare para ocasiones especiales, solo para dos personas, si me entienden a lo que me refiero, verdad?; o para cuando quiera mimarme o darme un gustito aparte, por eso del tema o título de la presente entrada, cuando cocine será “Sin Reservación”.